Home

About

Statistics

Fact Sheets

PCHR Documents

Theme Packages

Library

Images

How to Help

Links

29 Omar al-Mukhtar St

PO Box 1328

Gaza City

Gaza Strip

via Israel

Telefax:

972 8 282 4776

972 8 282 5893

972 8 282 3725

E-mail:

pchr@pchrgaza.org

 

 
Hoja Informativa: Asesinatos

Durante la Intifada Al-Aqsa, entre ejército de ocupación israelí y los colonos han sido asesinados al menos 2072 palestinos en los territorios Palestinos Ocupados (TPO). En este dato no se incluyen aquéllos militantes palestinos que han muerto en ataques contra objetivos israelíes.[1]Alrededor de otros 22.219 palestinos han resultado heridos. La gran mayoría de ellos eran civiles desarmados, mientras que 403 (19.5%) eran menores de 17 años.  La mayor parte de estos asesinatos se produjeron en: 

  • Manifestaciones y “enfrentamientos”. El ejército de ocupación israelí ha asesinado a cientos de palestinos que participaban en manifestaciones contra posiciones militares israelíes en los TPO, especialmente durante los primeros meses de la Intifada al-Aqsa. En la mayoría de los casos los manifestantes eran pacíficos, o simplemente tiraban piedras a los soldados israelíes que se encontraban bien fortificados en posiciones militares a centenares de metros de distancia. Los soldados israelíes con frecuencia respondían a los manifestantes con munición real o con balas metálicas recubiertas de caucho, incluso cuando ni sus vidas ni las de terceras personas se hallaban en peligro y sin usar previamente ningún otro tipo de advertencia previa. El uso excesivo de la fuerza es ilegal según la Cuarta Convención de Ginebra. En los contados casos en los que han aparecido palestinos armados, casi siempre se ha separado a los hombres armados del resto de los manifestantes y siempre han disparado después de que el ejército israelí disparara con fuego real contra los manifestantes desarmados.[2]

  • Ataques indiscriminados y bombardeos aéreos, son la causa de alrededor del 30% de las víctimas palestinas. Las zonas residenciales de las comunidades palestinas, especialmente aquéllas situadas cerca de asentamientos israelíes y bases militares, están sometidas frecuentemente a ataques indiscriminados. En algunos casos estos ataques se repiten cada noche. Artillería pesada y tanques abrieron fuego contra pueblos palestinos y campos de refugiados, mientras que helicópteros Apache y aviones de combate F-16 bombardeaban los edificios oficiales de la Autoridad Nacional Palestina en áreas civiles. Este uso excesivo de la fuerza, y también a menudo indiscriminado, conlleva muertes y destrucción de innumerables viviendas.

  • Alrededor del 9% de las víctimas palestinas han sido asesinadas. Utilizando helicópteros de combate, unidades secretas y bombas trampas, el ejército de ocupación ha asesinado a 240 palestinos en operaciones diseñadas para eliminar activistas palestinos tanto líderes políticos como militantes. Estos asesinatos son ejecuciones extrajudiciales. Tienen lugar sin pruebas, juicios u oportunidades de apelación. En la mayor parte de los casos ni siquiera se intenta el arresto. Es más, Israel lleva a cabo estos asesinatos con completo desprecio a la vida de terceras personas. De las 88 personas que han sido asesinadas de esta manera, 31 eran viandantes y entre ellos había al menos cuatro niños. Los asesinatos están estrictamente prohibidos por la Cuarta Convención de Ginebra y han sido universalmente condenados, incluso por aliados de Israel, como Estados Unidos.

  • Incursiones. Las unidades del ejército de ocupación israelí frecuentemente invade áreas que están bajo control exclusivo de la Autoridad Nacional Palestina. Tanques, vehículos blindados y buldozers, a menudo con el respaldo de aviones de combate, rodean e invaden comunidades palestinas aplastando cualquier posible acto de resistencia. Los soldados israelíes toman viviendas, llevan a cabo registros casa por casa, arrestos masivos y destrucción de viviendas y propiedades.
  • Asesinatos deliberados. Docenas de palestinos han sido asesinados en situaciones de calma, mientras esperaban para cruzar un puesto de control militar o simplemente mientras caminaban por la calle, sin que hubiera signos de violencia en las inmediaciones. Estos asesinatos deliberados son graves violaciones de la Cuarta Convención de Ginebra y por ello están considerados como crímenes de guerra ante la legislación humanitaria internacional.
  • Asesinatos cometidos por colonos. Los colonos israelíes asentados en los TPO son ilegales y están vinculados a un gran número de actos de violencia contra la población palestina desde 1967. Durante la Intifada al-Aqsa, varios palestinos han sido asesinados por colonos israelíes y otras docenas más han resultado heridos o golpeados. Las autoridades israelíes que proporcionan incentivos económicos muy generosos a los colonos así como armas automáticas para su “protección”, nunca han investigado adecuadamente estos actos de violencia ni ha castigado a sus responsables.

Hay que señalar, además, que en ninguno de los cientos de casos en que han sido asesinados palestinos por las fuerzas de ocupación o por colonos desde el inicio de la Intifada al-Aqsa, ningún miembro del ejército ni ningún policía ha sido acusado, y en ningún caso ninguna compensación ha sido pagada a sus familiares.


 

[1] Estos datos se refieren al periodo que va desde el 28 septiembre 2000 al 10/05/2003.  Se excluyen los palestinos asesinados en el interior de Israel.

[2]Ver, inter alia, Illusions of Restraint, B’Tselem, diciembre 2000, www.btselem.org.